Seguidores

domingo, 7 de febrero de 2016

Te invito a mi cumpleaños

Ayer, sábado de carnaval, el centro comercial estaba lleno de niños disfrazados para la ocasión. A las 9 y media de la noche, grupos de padres merodeaban en las cercanías de un establecimiento de comida rápida en el que sus hijos celebraban el cumpleaños de un compañero de clase. Los niños habían comenzado la jornada con una sesión de cine y al finalizar la misma disfrutaban de los menús infantiles mientras entregaban sus regalos y cantaban el cumpleaños feliz al afortunado, pero los adultos, cansados después de una larga tarde de estancia en el centro, no querían interrumpir los juegos de sus retoños.
Hace un tiempo que ya no les valen los parques de bolas, ni las meriendas caseras. Hoy, a sus once años, los niños ya “exigen” un cumpleaños con cine y merienda rápida, previa invitación por WhatsApp ya que más de la mitad de la clase ya posee un Smartphone. Mientras los padres del cumpleañero rompen la hucha para financiar 15 o 20 paquetes de “Cine+Happy”, a un módico precio de 12 euros por cabeza, los progenitores de los invitados hacen cuentas y comprueban que si sus hijos son invitados a todos los cumples, les esperan más de 20 fines de semana pendientes de la agenda social de cada hijo, amén del consiguiente gasto en los correspondientes regalos.

Un par de años atrás, algunas madres pretendieron hacer un fondo común y que el niño recibiera un regalo mejor y no veinte más modestos. Pero la iniciativa fue un fracaso, los niños quieren hacer “su” regalo a “su” amigo y el homenajeado prefiere abrir diez o quince paquetes que uno solo por muy valioso que sea.

Los padres no se atreven a frenar este despropósito y decidir, por ejemplo, que su hijo no asista a ningún cumpleaños y que celebre el suyo en familia. Tienen miedo que quede marcado socialmente y cuando sea mayor le cueste hacer amigos. Pero la realidad nos dice que, salvo excepciones, los amigos del colegio pocas veces se mantienen a lo largo del tiempo, algunos niños cambian de centro, a otros simplemente dejan de interesarles las mismas cosas y las amistades no suelen consolidarse.
Sería buena una reflexión sobre las agendas sociales de nuestros hijos que entre actividades diversas, deportes y fiestas acaban por invadir la del fin de semana de toda la familia.

75 comentarios:

  1. Las comuniones se han convertido en bodas y los cumpleaños de los niños un acontecimiento social en el que parece que si no tiras la casa por la ventana no eres nadie... Yo me niego. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soñadora, gracias por tu visita y tu comentario. La presión es grande, sus amigos los hacen, pero a veces hay que decir que no, que hay otras maneras de celebrar el cumpleaños. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
    2. Ñiaaa si tu no tienes hijos, Clarita!

      Eliminar
  2. Yo eso no lo entiendo. En mi época invitábamos a los primos al cumple y ya más mayor a los amigos del cole también, pero a unos cuantos, no a toda la clase. Eso que cuentas me parece un despropósito. Una auténtica dictadura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia, gracias por tu visita y tu comentario. Esa frase de "tienes que elegir, sólo puedes invitar a diez!! amiguitos", es un drama, ¿Cómo elegir a quien sí y a quien no? Hay que cambiar las costumbres. Besos.

      Eliminar
  3. He leído en algún blog que otro lo de los cumpleaños actuales y me parece una pasada, la verdad. Ya no sé si el objetivo es que los niños se lo pasen bien o competir entre los padres a ver quién hace la fiesta más espectacular.
    Aunque tengo que decir que yo sí mantengo a mis amigas del colegio. Treinta años más tarde, ahí seguimos. Jajajaja.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi Álter Ego, gracias por la visita y el comentario. La responsabilidad es de los padres, hay que celebrar pero de manera sencilla, sin grandes invitaciones y si quieren ir al cine, que cada uno se pague el suyo. Pero no es fácil, no. Me alegro que sigas en contacto con las amigas del cole, cada vez es más complicado. Buena semana, besos.

      Eliminar
  4. Estoy muy de acuerdo contigo pero creo que la culpa de todo esto la tienen los padres, el saber decir no o no dejarte arrastrar por lo que los demás papas hagan es importante. Mas valores y menos consentir.
    Estoy por youtube y tengo un baby channel al que estas invitada y me encantaría que te suscribieras: Lola Godoy channel
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, gracias por la visita y por la invitación al baby channel, ya estoy suscrita. Claro que son los padres que muchas veces no saben decir que no por miedo a frustrar al niño. Y así nos va. Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  5. bueno, Marta, mis hijos comenzaron con esa dinámica de la merienda común en un sitio popular con juegos incluidos en Ed. infantil. El sentido común nos dijo, a nosotros sus padres, que ÉSO no era lo más apropiado y que se entraba en una dinámica en espiral que no conducía nada más que a gastos y a comparaciones odiosas entre los regalos, a exigencias y a un despropósito tras otro, así que lo cortamos y en primaria el cumpleaños se celebraba en casa con nuestra familia y amigos íntimos y punto. Al cole se llevaban unas galletas especiales, un bizcocho, unos huevos kinder o alguna chocolatina con algún bollo de pastelería y se acabó.

    Como los padres de los demás niños-as no opinaban lo mismo, nuestros hijos fueron los "raros" y no quiero saber qué dirían de nosotros, pero mis hijos asumieron perfectamente que su cumpleaños era una fiesta privada, no un escaparate y hoy en día, ya en la Universidad, seguimos haciendo lo mismo...celebrándolo en familia. Luego ellos hacen su fiesta con los amigos dónde y cuándo les apetece, pero sin aspavientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracias por tu visita y por tu aportación al blog. Es muy interesante el haber cambiado la dinámica y no dejarse llevar por esa competitividad. Mejor en familia y como tu dices cuando sean mayores ya elegirán ellos con quien celebrarlo. Feliz semana, besos.

      Eliminar
  6. Creo que se pueden organizar cumpleaños de muchas maneras. Conozco amigos que se juntan los niños de cada trimestre para celebrarlo y otros lo celebran en sus jardines o huertos. Mis hijos lo celebraban en casa pero... creo que los tiempos cambian y lo bueno es, que los niños hagan amigos y alternen pero sin competiciones.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracis por la visita y el comentario. Claro que hay muchas maneras pero los niños van invitados al cine y al burger y ya planean su propio cumpleaños igual por lo bien que se lo pasan. Pero, a veces hay que echar el freno. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  7. No tengo hijos, pero cuando escasea el dinero en casa festejamos con los amigos más cercanos en casa con una buena comida y todos nos la pasamos genial.
    Es cierto que los tiempos cambian, por ejemplo, mis hermanos más chicos, prefieren que mamá les compre un video juego a hacer la fiesta y recibir otros regalos, pero lo ideal es que cada uno se ajuste a sus posibilidades y enseñarle a los hijos que muchas veces no se puede tener todo y que los padres no formen parte de la presión social.
    Un saludo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana, gracias por la visita y el comentario. Es fundamental enseñarles que a veces no se puede hacer ni tener de todo. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  8. jejeje en mi época, una completada, completo se le llama en Chile al clásico Hot Dog, acompañado de un vaso de bebida o jugo, se cantaba el feliz cumpleaños, se rompía la piñata y después todos a jugar.

    nada de que debe ser en tal local comercial, e invitacion via celular con los mensajitos de textos.
    veo que los tiempos han cambiado, cada vez más "mimados" los niños de hoy, cada vez más consentidos, que los "pobrecitos" se pueden traumar...

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CarlosMxAx, gracias por tu visita y tu comentario. Muy oportuno, el contraste con los cumples de ahora, cine, Burger o McDonalds, invitación a media clase,...un gasto excesivo y una diversión artificial. Saludos.

      Eliminar
  9. Me parece un total abuso los gastos que hacen los padres con sus hijos, con esto no hacen más que acostumbrarlos al gasto fácil y al consumismo una forma equivocada de educar a los hijos que si vienen tiempos de escasez no sabrán afrontarla......Hay que hacer ver a los niños lo mucho que cuesta ganar el dinero y que hay que vivir con austeridad ya que todo exceso no puede llegar a buen fin.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CHARO, gracias por tu visita y tu comentario. Totalmente de acuerdo, pero para algunos padres no debe de ser tan fácil, prefieren ceder y darles todo lo que piden. Deben de tener miedo a que se traumaticen. Una pena. Buena semana. Besos.

      Eliminar
  10. A mi me parece un absurdo cómo se ha sacado de quicio esto de los cumpleaños infantiles. Yo no soy madre, pero en la urba donde vive mi hermana decidieron hacer lo que comentas, es decir, un fondo común y comprar con él un buen regalo en vez de 20 malos. Y funcionó, algo es algo, así todos podían permitirse celebrar e ir a los cumples.
    Mi sobrina, en cambio, lo celebra como hicimos su madre y yo, en casa, con su familia y una o dos de sus mejores amigas, y le encanta que sea así. Sólo una vez lo celebró en un parque de bolas.
    En mi casa no teníamos grandes fiestas, una tarta, mis padres y abuelos, alguna amiguita y listos. Y no estamos traumatizados. Se está exagerando muchísimo con el tema, al menos en mi opinión.
    Besos, Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari, gracias por la visita y por tu aportación al blog. Las cosas han cambiado, antes un cumple era algo muy sencillo, en casa, con la familia más cercana, ahora es una fiesta cara al público, ya sabes. Feliz semana. Besos.

      Eliminar
  11. Yo no se si en realidad soy la más indicada para opinar puesto que no tengo hijos pero siempre me ha parecido una tremenda tontería esas fiestas de cumpleaños en las que invitan a toda la clase y en el fondo los niños solo tienen un amigo o dos y los demás solo son compañeros, lo veo un gasto inútil al que se ven obligados los padres por el hecho de que si unos padres han invitado a su hijo toca hacer lo mismo y se va haciendo una cadena de la que seguro muchos les gustaría cortar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosss, gracias por la visita y el comentario. Estoy totalmente de acuerdo y , añado, si cortas la cadena, si tu hijo deja de asistir o de celebrar pasais a ser los "raros" los que "nunca van a los cumples". Tremendo. Besos.Feliz semana.

      Eliminar
  12. Ñiaaa yo les quitaba la tontería invitando a un máximo de ocho a casa y les ponía dos tortillas, unos sandwiches y un plato de chorizo y pa´sus casas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Timón Botón, gracias por la visita y el comentario. Aplaudo la idea , a merendar y a correr, a jugar, lo demás es prescindible. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  13. Yo tengo dos niños de 9 y 6 años y desde infantil me he negado a entrar en esa rueda.Les expliqué que al cole ya llevan unos chuches y cantan el cumpleaños feliz y sus cumples los celebran con sus primos y los hijos de los amigos con los que quedamos los fines de semana. Cuando éramos pequeños nuestro ocio se adaptaba al de nuestros padres y no al revés, íbamos a la fiesta con ellos o a pasear y no al revés. Yo me niego a que mi ocio me lo marquen los cumpleaños y a la vez me gusta estar con mis hijos, no aparcarlos toda la tarde en el cumple mientras yo me voy de compras o a donde sea, durante la semana ya estamos poco tiempo con ellos como para no estar los fines de semana. Eso sí, eres la rara del cole pero al final mis hijos tampoco se quejan por no ir, lo tienen asumido y al contrario, tienen amigos fuera del entorno escolar y eso es positivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bego, gracias por la visita y el comentario. Así debería ser, pero hay muchos padres que ceden, se sacrifican y hacen su agenda dependiendo de la vida social de sus chicos. Seguimos en contacto. Feliz semana. Besos.

      Eliminar
  14. yo recuerdo los cumpleaños en la casa del homenajeado. a veces se escribían tarjetas de invitación muy bonitas. nada que ver con el whatsapp.
    hay que decir que las manos que mueven los hilos de esos modernismos son manos adultas. les bombardean con publicidad y pasa lo que pasa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chema, gracias por la visita y el comentario, como siempre, muy certero. Es una mercantilización de la diversión infantil, y los padres tan predispuestos para no defraudar a sus hijos. Saludos.

      Eliminar
  15. Hola!!!!
    Yo he intentado buscar un término medio. Por un lado siempre hice cumple familiar en el que ya somos un montón, pero como es la familia me encanta y no hay problema, lo hago en casa o en la finca y es genial estar juntos.
    Con los amigos, cuando los niños eran pequeños intenté dosificar y no hay porqué hacer exactamente el mismo cumple que los demás ni tampoco hay que ser los raros.
    Los primeros años celebrábamos el cumple en un merendero, con piñatas, juegos al aire libre y merienda en plan tortillas, calamares, patatitas y croquetas. Y claro, una piñata. Eran cumples chulos y no era necesario encerrarse.
    Al ir creciendo les dejé hacer alguno en piscina de bolas y luego en cine y burguer, pero no toda la clase y no demasiado pequeños, ya en la ESO.
    Desde luego a todos todos no se puede ir porque nos gusta mucho salir los fines de semana y mientras son pequeños no puedo tener todos los findes ocupados, con niños con los que hay poco trato y que invitan por invitar pues no se va.
    Luego ya de mayores han ido variando, lo han celebrado en la piscina de la ciudad y cada amigo llevaba algo de picotear, o en unos bungalows del camping donde se quedaban a dormir y también llevaban todos picoteo y jugaban al aire libre(ya en la facultad, los juegos en plan juegos de mesa) y llevaron las guitarras. Siempre me he marcado un presupuesto y he intentado no salirme, pero es difícil porque hay una especie de competición entre los padres que no es normal.
    Este año ya me han dicho que seguramente harán algún picnic con los amigos, con guitarras en un sitio tranquilo o en la finca de alguno, y luego el familiar como siempre.
    Muy feliz semana y no sé donde acabará esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marigem, gracias por la visita, da gusto leer tus comentarios. Lo cuentas muy bien, el como debería ser, pero, al parecer una parte importante de los padres no deben de haberlo pensado, vistas las listas de espera para celebrar cumples en algunos sitios o vistos los Burger-McD cada fin de semana. Feliz semana a ti también. Besos.

      Eliminar
  16. Esto de los cumpleaños me parece una tomadura de pelo. Es como cuando te invitan a una boda que pagas el plato con tu regalo. Buuuf. Dónde queda el pasarlo bien con tus amigos. Parece que tiene que ser el sitio más guay y el regalo más grande. Porque en mi cole sí se estila lo de juntar el dinero para hacer una meeeegaregalo al cumpleañero. Con esto sólo se consigue que los invitados sigan jugando a su bola y pasen de la entrega de regalos que ni les va ni les viene. A veces, hasta pasan de ir a ver como sopla las velas el homenajeado. Se me llevan los demonios. Nosotros celebramos el cumpleaños en casa invitando a muy poquitos niños y no por ello mis hijos son discriminados. Que va. Los amiguitos del momento sí que les invitan, porque ya entran en edades que ellos deciden a quien invitar y no se acuerdan de si ellos le invitaron antes o no. Me parece que esto es aparentar, postureo y dejarse llevar por la masa. No digo que de esta agua no beberé, pero me llevan los demonios con los piques, roces y enfados entre padres por los cumples de sus hijos. Parecen que los niños sean ellos y no sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Madre desesperada, la última frase es reveladora de una realidad, ese infantilismo de los padres y esa competitividad para ser los más guays. Tremendo. Gracias por la visita. Feliz semana. Besos.

      Eliminar
  17. Vaya, me alegra ver que no concuerdo prácticamente en nada con lo que cuentas, aunque voy a hacer dos puntualizaciones. Primero, no me parece mal celebrarlo invitando al cine. Llega cierta edad en que ya no quieren "jugar". Y acorde también con esto, la segunda. Mi hijo cuando era pequeño se llevaba bien con todos los niños de la clase, salvo muy poquitos. Como yo se lo celebraba en un sitio abierto, con merienda tradicional y donde poder correr, me daba igual el número. Con la edad, son ellos solos los que van reduciendo, se dan cuenta de quienes son sus amigos y quienes sus compañeros.
    Respecto a la celebración en si, ya te he dicho. Sandwiches que cuando eran peques cenábamos y desayunábamos porque no comían nada, chuches y tarta de galletas. Y no quiere otra. ¡Hasta en su comunión pidió esa! En cuanto a los regalos, después de un par de años de encontrarme con 20 regalitos, y 20 madres que se habían calentado la cabeza para nada, pedí por favor que se juntaran y un solo regalo. La mayoría de la clase terminó por copiar la idea, y además llegamos al punto de gastar menos, porque no se trata de "aparentar", sino de regalar al niño lo que quiera. Y si son 7€ por cabeza en lugar de 10€, mejor.
    Y una última cosa. Hay padres acostumbrados a hacer regalos de 20€ o más. A mí me parece una barbaridad, y jamás he correspondido. Así que cuando veían por donde iba, reducían...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara M. gracias por tu visita y por tu comentario basado en tu experiencia. Seguimos en contacto

      Eliminar
  18. Totalmente de acuerdo en que esto se nos está yendo de las manos. Y, al final, es a lo que les acostumbramos y, por tanto, ellos se creen con derecho a. Pero, ¿no se lo pasarían igual de bien con otro tipo de celebración? No sé, las pelis se pueden ver en casa, incluso pedir a alguien un cañón y una pantalla para que sea más molón. En fin, a ver cómo voy gestionando yo con el paso del tiempo, que es muy fácil hablar. Un beso y gracias por la reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nueve meses Y un día después: gracias por tu visita y por tu comentario. Coincido totalmente con tus apreciaciones... Estas prácticas ya no tienen límite y nuestros hijos se creen con derecho a 'exigir'. Seguimos en contacto

      Eliminar
  19. Ay ¡cuánta razón!
    Por eso me parece perfecto cuando todos los niños de la clase se juntan y hacen tres o cuatro cumpleaños al año, uno por cada trimestre y que se agrupen todos. Sinceramente no me parece que haya que gastar tanto dinero ni tantos días que a lo mejor no tienes. Y eso cuando son pequeños. Que digo yo que con 11 años ya distingues quien es tu amiga y quien no, que no hace falta invitar a toda la clase.
    Se nos está yendo de las manos, Pero es que parece que tengamos miedo que si un niño no lo hace así sea marginado. Y luego queremos que nuestros hijos tengan criterio propio... Pues mal ejemplo damos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruli: gracias por tu visita y por tu comentario. Efectivamente, a esa edad ya puede seleccionar a sus amigos y no es necesario invitar a toda la clase. La culpa es en casi todos los casos de los padres y luego se ''quejan''. Seguimos en contacto

      Eliminar
  20. Como tengas varios hijos, es una auténtica ruina, el presupuesto se te descabala.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio Manuel: efectivamente, como tengamos más de un hijo ya se nos dispara el presupuesto y el tiempo dedicándolo a sus celebraciones. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  21. Hola Marta, madre mía, cuánto tiempo sin saber de ti, sin pasarte....
    ME parece precioso un cumple infantil, si encima coincide en carnaval... apoteósico.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buscando mi equilibrio: efectivamente, diversos acontecimientos me ''obligaron' a desconectar pero ya estoy de nuevo por los blogs. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  22. Yo creo que hay que buscar el equilibrio y compaginar tu vida con la de tus hijos.
    Buena reflexión.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Albatecuenta: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  23. Mis hijos siempre han celebrado el cumple en casa, ventajas de vivir en una casa con "prao", incluída la fiesta sorpresa que le montaron las amigas a LaMediana con motivo de su mayoría de edad. En las fiestas se juntaba familia y amigos, y mis hijos siempre se encargaron de decir que el regalo era que vinieran, aunque luego está claro que como niños que eran les encantaban abrir paquetes.
    De todos modos, por lo que oigo a mis cuñadas con sus niñas más pequeñas creo que últimamente el tema cumples y regalos se está desmadrando un poquito.
    Por cierto creo que decir que los amigos del cole se van perdiendo no es del todo real, al menos no todos, puede que de algunos se separen pero no con todos. Yo sigo teniendo a mis amigas del cole, esas que nos hicimos amigas cuando entramos al cole con 5 añitos y ahora más de 40 después seguimos siendo amigas.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Covadonga: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  24. Toda una gran realidad, una gran fotografía Marta. El cada vez más no tiené límite ... un gran error.
    Este artículo debiera publicarse en las escuelas de Padres ... y de abuelos.

    ResponderEliminar
  25. Con permiso ... hago el Reblog: https://etarragof.wordpress.com/2016/02/08/cativo-dixital-te-invito-a-mi-cumpleanos/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique: una vez más coincidimos y creo que hay que poner límite a ese tipo de excesos. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  26. Hola :)
    Mucha verdad lo que dices, los padres a veces pueden decir que no, pero no lo hacen la mayoría de las veces.
    Nos leemos
    Kiss for you

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viana: totalmente de acuerdo contigo. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  27. Respuestas
    1. Hi Nikh: thanks for your visit and your comment. Keep in touch

      Eliminar
  28. A mí me parece, con el perdón de quien piense lo contrario, que si los padres celebran un cumpleaños para su hijo, no deben esperar reciprocidad. No todos los padres pueden permitirse un cumpleaños en el cine y tienen que hacer merienda en casa por poner un ejemplo. Y un niño es quien debería decidir a quién invita, no sus padres en función de la reciprocidad del precio cumpleaños/regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Holden: el problema es que son los hijos los que quieren imitar ese tipo de fiestas a las que son invitados y muchos padres por complejo se las celebran aunque no tengan medios.Ya sabes que muchos viven en la sociedad de la 'apariencia'. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  29. hola guapa
    yo este sabado estuve en un cumple de dos años, el hijo de una amiga,tomamos el vermut los majores y los niños coca cola y ganchitos. el mejor cumple todos los adultos tirados por el suelo jugando peores que los niños.
    seguire por aqui siguiendote
    besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lola: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  30. Han cambiado mucho los cumpleaños antes eran más sencillos, ahora son con cine o en la piscina o en un centro comercial.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirian: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  31. Pues si chica, totalmente de acuerdo. Consumismo ya desde bien pequeños. En el cole de mi peque han encontrado una solución a tanto regalo y tanto gasto. Merienda en el parque y un único regalo, cada familia pone 3€, se hace un bote para un regalo común. Yo apuesto por juntar cumples por meses... Hay meses que cada semana hay una fiesta, así es imposible!! pero parece que no les gusta la idea. En fin, asistiremos a las que podamos o a las que realmente quiera mi hijo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  32. Efectivamente, si te descuidas te ves envuelto en esta pantomima consumista. Pero cada cuál actúa como quiere y salir de ésto es posible. Los cumpleaños de fiestas de pijamas también existen con dos amiguitos en casa y sin gastar un céntimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi padre es guapo: totalmente de acuerdo con tu planteamiento. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  33. Muy ilustrativo de lo que pasa realmente en muchos de los hogares. Hay familias q no saben salir de esa espiral a pesar de no contar con los medios economicos necesarios para hacer frente a esos gastos. Creo q es una cuestion de quedar bien mas q una cuestion de sociabilidad. Y aunq soy partidaria de felebraciones de cumpleaños pienso q hay maneras diferentes de enfocarlo. Gracias por abrir este debate tan actual.
    Un abrazo y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana C.L.: efectivamente es un tema 'de quedar bien', como tu apuntas. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  34. Yo no tengo hijos de momento pero sí sobrinos,el primer año de cole de uno de ellos organizaron lo de pocos regalos pero mejores y estubo bien,se hacia dos cumples en todo el curso ,los 6 primeros meses esos niños celebran el cumple en el 1* grupo,del 7 al 12 el 2* grupo. No creo que les haga ilusión tanto como individual pero bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ann: es una buena forma de concentrar los cumples pero es difícil poner de acuerdo a los padres... gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  35. Yo opino igual que muchos que hay que buscar un equilibrio. Muy buena semana, Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  36. Tengo tres hijos y siempre he celebrado los cumpleaños en casa, es más trabajoso pero mas barato. Claro está sólo iban los niños que eran amigos, el resto de la clase recibían unas chuches. Creo que los padres de ahora se complican mucho la vida sin necesidad.
    Un beso Marta

    ResponderEliminar
  37. cuanta razon tienes! yo de pequeña celebraba mis cumples en casa, solo lo celebre dos veces fuera: el ultimo año de primaria y otra vez que no recuerdo el motivo. ahora es ya diario ver como celebran los cumples en el mc donalds y eso que no es barato...

    un besito guapa!! por cierto, no te ruborices, mujer! jejeje :***

    ResponderEliminar
  38. Una reflexión interesante. Yo celebré muchos cumpleaños, pero los solíamos hacer en casa, así que el gasto no era tanto.
    Besos!

    ResponderEliminar