Seguidores

domingo, 24 de enero de 2016

Padres forofos

Deberían reflexionar los padres cuyos hijos en edad escolar juegan los sábados y domingos partidos de futbol. Hay ciertos comportamientos que influyen en los niños, así que si los padres se comportan de manera adecuada, estarán reforzando la calidad de enseñanza y formación todo el entorno que hay alrededor del fútbol.
Todos tienen responsabilidad, no solamente los padres, también los entrenadores, los árbitros, los directivos y profesores, en que cada uno desde su papel sirva de ejemplo donde mirarse. El juego limpio y el respeto hacia los rivales es uno de los valores que los chicos pueden aprender. Hay padres forofos que creen que su hijo es una futura estrella y suele buscar responsables en el colegio, en el club o en los compañeros cualquier fallo suyo. No es incompatible la rivalidad siempre que no incluya insultos al rival, comentarios despectivos sobre árbitros y una excesiva exigencia sobre el chico.
La actividad de los padres es muy sacrificada, madrugones, entrenamientos entre semana, partidos a distancias considerables de casa, horarios incompatibles con el descanso del fin de semana de la familia. Y en ocasiones un esfuerzo económico importante para matricular a su hijo en un campus o en una escuela de fútbol. Y es que como comenta en su blog “La Soledad del Entrenador” Miguel Ángel Aroca, “Sin padres no habría fútbol”.
Pero el fin último debiera ser que su hijo se empapara de esos valores intrínsecos al concepto del deporte y no volcar sobre ellos una agresividad mal canalizada. Deberán aprender a dejar de ser “papás-entrenadores” y dejar que el niño evolucione a su ritmo, sin forzar la situación, sino lo que conseguiremos es presionar al niño y a sus compañeros y probablemente no disfrutarán practicando su deporte favorito.


98 comentarios:

  1. En eso mi hermano es un ejemplo.
    Pero una vez vi un ejemplo de un padre que quería forzar a su hijo más allá de uan enfermedad grave, para que su hijo lograra lo que él no había logrado.
    Un niño es un ser por sí mismo, no una prolongación de los padres. Yo ni entiendo que les pongan el mismo nombre, pero en fin, esto último no es ninguna maldad, simplemente algo que no me gusta.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia, gracias por la visita y el comentario. Querere vivir a través de tus hijos tus sueños no es bueno para nadie, ni para los niños ni para los padres. Y con el dinero y notoriedad que mueve el fútbol, hay algunos padres que creen tener en casa una mina de oro y "sólo" tienen un niño. Besos.

      Eliminar
  2. Hola!!!! Precisamente en el post del jueves comenté algo parecido, a veces los padres quieren saldar sus frustraciones mediante sus hijos y es terrible. Mis hijos fueron a muchas actividades a lo largo de su infancia y es espantoso ver la competitividad que fomentan los padres, una cosa es que los niños se esfuercen y quieran hacerlo bien y otra que esos padres crean que tienen a Cristiano Ronaldo en casa y si el niño no mete un gol acusan al entrenador, compañeros y todo el que se tercie, y así alimentan un ego y una frustración en el niño que arrastrará en el futuro. Y eso lo pienso a veces con los programas de talentos infantiles de la tele tipo La voz. Los niños son niños y hay que fomentar buenos valores, no una competitividad insana.
    Como siempre un post interesante que daría para debatir muchísimo.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marigem, gracias por la visita y el comentario. Faltan valores en todos los campos y en el deporte deberíamos fomentarlos. Feliz domingo para ti también. Saludos.

      Eliminar
  3. Vaya por delante que no me gusta el fútbol, solo veo alguno de esos partidos de rompe y rasga, pero desde hace 3 años creo no haberme perdido un partido de mi nieto que hoy tiene 9 años, y no voy a negar, que viendo el fútbol que hacen estos niños -todos los niños- lo disfruto como un cochino en un charco, chavales, también chavales, aunque las menos, juegan como si les fuera el alma, eso sí solo juegan por el simple afán de ganar aunque también están acostumbrados a perder, aunque no les gusta, lloran, se cabrean pero se les olvida y tanto si ganan como si pierden al final del partido hay que ofrecer la mano al que durante 20 minutos ha sido su contrincante, un contrincante que puede ser compañero de clase y amigo.

    Llevas razón, algunas veces, los que peor nos comportamos somos los padres y/o abuelos, por suerte el equipo de mi nieto tiene una entrenadora que nos ha llamado al orden en alguna ocasión, en consecuencia, vamos a los partidos con la misión de solamente animar con respeto al contrario y aplaudir las buenas jugadas tanto de los nuestros como los del contrario.

    Seguramente crecerán y los intereses tanto de los padres como de los hijos-jugadores cambiarán, por suerte ni mi nieto ni sus padres están por que sea otro Cristiano Ronaldo ni un Messi.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio, gracias por la visita y el comentario. El ejemplo lo deben de dar los padres y los abuelos, enseñarles el juego limpio, la deportividad y la rivalidad sana. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  4. Me recuerdas un partido que fui a ver de mi sobrino cuando era más pequeño, no había ido nunca y era la primera vez que iba y salí totalmente decepcionada y no por los chicos que jugaban sino por el comportamiento de algunos padres, con malas palabras hacia los rivales, con decir que ya no he ido más sobra.
    Me alegra que expongas los valores que tienen los comportamientos de los mayores en estos casos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosss, gracias por la visita y el comentario. Algunos entrenadores tienen que llamar la atención a los padres, mientras los chavales miran avergonzados. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  5. Nunca he creído que la competitividad sea mala pero en su justa medida. Lo principal es que se lo pasen bien y que disfruten con la actividad que elijan (y que la elijan ellos, no los padres). Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi Álter Ego, gracias por tu visita y tu comentario. Podemos ser competitivos, puede haber rivalidad pero desde el respeto. Los padres hacen muchos sacrificios pero, a veces, su comportamiento no es el mejor ejemplo. Besos.

      Eliminar
  6. Hay pocas cosas que me parezcan tan insopotables como un padre frustrado que intenta que su hijo consiga los sueños que el no pudo, y que además carga al chaval con todo el peso de las espectativas para no defraudar. Arg, lo detesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Holden, gracias por la visita y el comentario. La pena es para los niños que acaban por no disfrutar de su deporte favorito ni de una rivalidad sana. Saludos.

      Eliminar
  7. Como de costumbre, totalmente de acuerdo, lo he vivido como madre y lo vivo aún como profesora. El deporte, en general, es una actividad totalmente recomendable; pero creo que el futbol, sinceramente, se nos ha ido de las manos. Un saludo desde el blog lapicerodeprimero y agradecerte otra vez que nos hagas reflexionar con tus entradas, Isabel Maza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, gracias a ti por tu visita y por tus palabras. El deporte en edad escolar es muy positivo, pero siempre que no se convierta en una lucha de padres frustrados y en una gran presión para los niños. Saludos.

      Eliminar
  8. Hola Marta,
    hay padres que son peor que los hooligans ingleses o los hinchas de cualquier equipo de la liga profesional de futbol (o cualquier otro deporte). Y como no saben ni dónde están exigen a sus hijos el máximo rendimiento. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Holden más arriba.
    Pobres chavales.
    Seguimos en contacto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erika, gracias por la visita y el comentario. Debemos de dar ejemplo a los niños con muestras de respeto y de rivalidad sana. Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  9. Creo que tienen un mal ejemplo con el fútbol de los adultos,hacemos a los niños demasiados competitivos en todo.
    En muchas ocasiones tenemos que hacerles ver que pueden ser muy buenos en matemáticas pero otro niño muy bueno en deporte.
    un besico y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracias por la visita y el comentario. Hay que poner freno a esa excesiva presión, a esas faltas de respeto hacia rivales y árbitros y a las discusiones entre padres. Debemos de recuperar los valores del deporte. Feliz domingo. Besos.

      Eliminar
  10. Hola, Marta. Yo creo que muchos padres fomentan una competitividad nada sana en sus hijos, y que esas exigencias desproporcionadas lo único que hacen es minar la autoestima de los niños en lugar de enseñarles los auténticos valores del deporte.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari BR7, gracias por tu visita y tu comentario. Yo quiero creer que son una minoría, pero aún así hay que "amonestarles" cada vez que falten al respeto a su hijo, a sus compañeros o rivales o a los árbitros. Los propios niños se avergüenzan de esos comportamientos. Besos.

      Eliminar
  11. Me parece terrible eso que cuentas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, gracias por tu visita y tu comentario. Es triste que algunos no entiendan los valores del deporte y se lo hagan pagar a sus hijos. Besos.

      Eliminar
  12. Tienes toda la razón. por ahora mis hijos no se decantan por ningún deporte. Yo les obligo a ir a natación, pero para mí es una cuestión de seguridad. En cuanto aprendan a nadar normal les quito. No necesito medallas olímpicas sino que no se me ahoguen en la piscina de verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Madre desesperada, gracias por la visita y el comentario. Es muy importante que sepan nadar y si no les apetece jugar a otros deportes es lo que te ahorras. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  13. Hola! Muy buena reflexión. Yo la verdad es que soy de la opinión que si los padres se comportan mal el equipo pierda puntos, seguro que así se acababan las tonterías. Es un juego, una diversión, una manera de hacer deporte, un trabajo de equipo... lo demás sobra.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, gracias por tu visita y tu comentario. Aunque son una minoría llama mucho la atención su comportamiento, a veces hasta los propios niños les piden que se comporten. A ver si aprenden. Saludos.

      Eliminar
  14. He tenido la suerte de que mis hijos no tengan ninguna aptitud para el futbol (bueno, algo tienen, pero no para estar en un equipo). Porque las cosas que cuentan de esos partidos infantiles me llenan de espanto. Muchos padres potencian eso no por sus hijos, sino para ser ellos los que destaquen, cual padre/madre de la estrella. Y no se dan cuenta de que ya pasó nuestro momento de ser nosotros las estrellas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luz, gracias por tu visita y tu comentario. Si los hijos no tiene especial interés no hay que fomentárselo, el deporte solo puede ser diversión, juego limpio y rivalidad sana. El resto no tiene cabida. Besos.

      Eliminar
  15. Como todo en la vida, es cuestión de respeto. Y lo mejor para enseñarlo, como todo en la vida, es el ejemplo. A veces veo padres muy maleducados y pienso que así saldrán los hijos, aunque ojalá me equivoque.
    En eso de los deportes se llevan las cosas al extremo. Una pena. Pero es que los ídolos de los niños de los grandes equipos ¿que hacen? Conducir bebidos, exceso de velocidad, desobediencia a la autoridad... ¿Que esperamos?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruli, gracias por la visita y el comentario. Como en todas las facetas de la vida, si los padres son unos maleducados es dificil que entiendan sobre el respeto, la deportividad o el juego limpio y mucho menos que vayan a educar a sus hijos en esos valores. Besos.

      Eliminar
  16. A mí me encanta que haya padres/entrenadores etc q animen, ayuden y fomenten del deporte, desde un punto de vista de competitivad y respeto. Luego ya hay situaciones que me dan pena, como ver al padre de un equipo insultando a otro del equipo contrario etc.
    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buscando- mi -equilibrio, gracias por tu visita y comentario. Hay muchos más de los primeros que de los segundos, pero éstos hacen más ruido (literalmente). Besos para ti también.

      Eliminar
  17. No acepto a esos padres forofos, no se dan cuenta lo mucho que pueden perjudicar a sus hijos con esa actitud. Los padres deben de ser los que den un buen ejemplo de lo que debe de ser la deportividad.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CHARO, gracias por la visita y el comentario. No son conscientes del daño que hacen a sus hijos y al resto de los niños. Una pena. Besos.

      Eliminar
  18. Ciertamente, Marta. He visto partidos en que padres alentan a sus hijos a iniciar batallas campales y eso es indefendible por más mala actuación que haya tenido el árbitro de turno.
    Quien es broncas, lo es dentro y fuera de casa, y da pena que los niños sigan el ejemplo de muchos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo, gracias por la visita y el comentario. Los niños tienden a aprender más de nuestros comportamiento que de lo que les decimos. Por eso es tan importante dar ejemplo. Besos.

      Eliminar
  19. No podría estar más de acuerdo contigo, Marta. Tengo cinco nietos y de ellos, uno, el de 7 años, está jugando en un club de su barrio y ... que bien lo has dicho, "enseñar, canalizar el esfuerzo, educar ... " ... pues cuesta, al menos a muchos padres les cuesta hacerlo así sin enseñarles esa parte horrible del deporte cual es la mal interpretada agresividad.
    Bravo, Marta ... bravo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique: gracias por tu visita y me alegro que coincidamos. Seguimos en contacto

      Eliminar
  20. Cuanta razón tienes. Los padres frustados frustan a su vez a sus hijos que no son futuras estrellas, por supuesto; son niños normales con ganas de jugar y deben ganar y perder como todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anyol: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  21. Hola guapa! Muy interesante tu reflexión. Conozco a varios padres y madres que opinan igual que tú, hay que fomentar la deportividad, el compañerismo y demás. Si esto que es una actividad para el disfrute, se convierte para los niños en un suplicio, apaga y vámonos. Gracias por tu artículo, y por pasar por mi blog, tengo nueva entrada si te apetece!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel: gracias por tu visita y por tucomentario. Me gustó mucho tu blog. Seguimos en contacto

      Eliminar
  22. Así debería ser; el deporte es sano, es competitividad bien entendida, sacrificio, entrega... De raíz tiene todos los valores que deberían formar a una persona, a los niños en este caso. Pero lo cierto es que, con frecuencia, los adultos encargados de educar trasladan sus propias frustraciones y convierten el espectáculo y la diversión en un espejo en el que es mejor no mirarse porque da vergüenza.
    Muy buenas reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  23. buen tema, el deporte es sano yo siempre he sido deportista, ahora ya poquito, y deben recordar siempre eso, porque algunas veces los padres... no veas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma: tienes todala razón. Gracias por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  24. Un post muy interesantes! el deporte es sano y hemos de practicarlo por eso! hay que tenerlo presente!
    Por cierto me quedo a seguirte por Google Friend! Te invito a que pases por mi blog también cuando quieras
    Un besi guapi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angela: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  25. Hi dear
    Just followed you back
    Thanks for the visit
    Let's stay in touch, shall we?

    Kisses
    x Isabelle | Outfit Van De Dag
    Facebook Page *Click*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Isabelle: welcome and thanks for your visit. Keep in touch

      Eliminar
  26. Querida Marta, como siempre un post fantástico, y unas reflexiones que dan mucho para pensar y hablar. Es una pena que en tantas ocasiones los mayores no se den cuenta que los niños solo pretenden compartir un buen rato con sus amigos, y quieran trasladar su ansia por competir que no les hace ningún bien!
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  27. Es importante no presionar para que se pueda vivir el deporte sanamente y disfrutar de las aficiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MJ: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  28. Muy buena entrada y muy interesante....ya tienes nueva seguidora , me encanta tu blog , un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marita AA: Bienvenida y muchas gracias por tu visita. Seguiremos en contacto

      Eliminar
  29. Muy interesante tu entrada, y mi hermano es una prueba de ello, mi padre le presiono tanto con la responsabilidad de asistir a los entrenamientos, que al final terminó por aburrirse, aunque no juegue en plantilla con ningún equipo ya, él disfruta del fútbol con sus amigos, y todos nos preguntamos lo mismo si no hubiera tenido tanta presión hubiera llegado más lejos o no, pero ahí está la duda.. suerte que mi hermano es feliz, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cazadoradelibros30: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  30. Hola Marta aquí me tienes después de tu visita a mi blog ,muchas gracias por pasarte me quedo para seguirte más de cerca y por cierto una entrada muy interesante ,lo que yo digo es que los niños deben disfrutar de su niñez de sus juegos y dejarlos que ellos decidan lo que les gusta o no ,nunca inculcarles aquello que no hicimos a no ser que verdaderamente despierten en ellos el deseo de hacerlo...besitos sss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matilda: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  31. Me ha encantado esta entrada, pues tengo una pequeña de 4 años y pues a pesar de que aveces la dejo hacer algunas actividades sola, siento que la sobre protejo muchísimo..!!! saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristel: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  32. Es muy bueno que los padres apoyen a sus hijos, pero también deben darles libertad para hacer otras actividades que les gusten. Cada hijo es mundo diferente y hay que respetar sus aficiones y dejarles que se desarrollen en las mismas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirian: tienes toda la razón con que cada hijo es diferente. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  33. Me encanta, tu blog, me quedo como seguidora, pero yo ya soy abuela con nietos en la universidad, pero para padres jóvenes es ideal, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adita: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  34. Hola guapa,

    Muchas gracias por pasarte por mi blog. El tuyo me parece muy interesante, ya que tengo un hijo de 11 años. Así que ya tienes una seguidora más (te sigo como Joanna Sz, la seguidora nº828 :-)).

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joanna: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  35. no voy a contar lo que he visto en los partidos del cole porque descorazona al más pintado.
    un saludo, Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca B. me lo puedo imaginar... gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  36. Es verdad que sin padres no habría futbol, pero también les tienen que enseñar a saber perder porque no siempre se gana, sin tener que echar culpas a otros. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pandora: efectivamente, hay que enseñarlos a saber perder. Gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  37. Hola!!Gracias por pasarte por mi blog, ya también me quedo por aquí ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mallirubi: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  38. ¡Claro que es sano en deporte! pero todo debe de tener sus fronteras. La familia debe de estar unida y disfrutar juntos, pero no sacrificar todos los fines de semana para contentar a los hijos. Hay que enseñarles no a ser vencedores si no a ser unos buenos compañeros en el juego, cosa que en el deporte de los adultos, en especial el fútbol deja mucho que desear.
    Un saludo
    Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor.Cecilia: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  39. Muy interesante el post, me gusta mucho tu blog y me quedo por aquí. Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola El Rincón de Mónica: bienvenida y gracias por tu visita.Seguimos en contacto

      Eliminar
  40. Hola. Muy interesante el post. Justamente mi marido es el entrenador de escuela de futbol y dice que a veces los padres se comportan peor que los niños. Un beso.
    Lagataconatcones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irina: tu marido seguro que ''sufre'' a estos padres forofos. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  41. Alguna vez he hecho algún comentario en mi blog al respecto. Algunos padres convierten en tormento lo que de educativo tendría que ser la práctica de un deporte por su hijo. Vuelcan en él sus frustraciones. Suspiran porque les retire del trabajo y les convierte en sus representantes. No hay quien los aguante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macondo: totalmente de acuerdo con tu reflexión. Gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  42. Menos mal que mi hijo decidió abandonar el futbol!. Decidió que el entrenador (profe lo llamaba él) chillaba mucho, jajajjaa.
    Pero ahora hace atletismo y hay que fomentar valores como el compañerismo, la superación personal y la resilencia, sin gritos, sin opresión y con diversión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi Padre es guapo... gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  43. En alguna que otra ocasión he podido observar como ciertos padres, se frustan más que sus propios hijos, y es una pena, porque no se debe de forzar a los niños a ganar un partido por ejemplo, sino como bien han dicho el anterior comentario, son los padres y entrenadores los que tienen que fomentar, ''el compañerismo, la superación personal y la resilencia, sin gritos, sin opresión y con diversión''

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Thepaintingirl c. gracias por tu visita y por tu certero comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  44. Muy interesante y aleccionadora entrada. El deporte enseña a compartir y competir en hermandad; no siempre se consigue, pero al menos tus palabras agregan una cuota de sabiduría para padres y entrenadores.

    Gracias Marta por tu visita.

    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  45. El deporte es importante en el desarrollo de un niño! Interesante post! Bien hecho!

    ResponderEliminar
  46. Yo no tengo niños y no me he visto en esta situacion,pero me parece lamentable es espectáculo que dan algunos padres.besinos

    ResponderEliminar
  47. ¡Hola! Muchas gracias por pasarte por mi blog, ya te sigo de vuelta :)
    Tienes un blog muy muy interesante.
    Respecto a lo que nos cuentas en esta entrada tienes mucha razón, muchos padres, entrenadores... hacen del juego, como es en este caso el fútbol, un deporte de "aplastar a tu rival", cuando deberían enseñarlos los valores, más importantes, de lo bonito del juego sin violencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Y todos pensamos prácticamente lo mismo cuando se tocan estos temas.
    Un abrazo Marta

    ResponderEliminar
  49. ufff, hay padres peores que los hijos, y muchas peleas en los partidos comienzan mas por su culpa que por los niños. es lamentable, que es un juego, no les va la vida en ello...

    un besito!!!

    ResponderEliminar
  50. Muy cierto, hay actitudes que molestan y mucho, sobre todo en esos partidos de los chicos que han de ser divertidos y que se convierten en un mal rato y en algo anti educativo.
    Los hijos no son extensiones de los sueños de los padres por mucho que algunos lo piensen.
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Yo lo veo muy amenudo todo esto y la verdad es que molesta bastante.

    ResponderEliminar
  52. Hola!! Acabo de ver tu blog en y me he hecho seguidora. Me encanta!!
    No sé si conoces la iniciativa "Seamos seguidores", supongo que sí.
    Te dejo la dirección del mío por si quieres seguirme también. Así podemos ayudarnos entre bloggers!
    Muchas gracias. Un beso!

    LosCuentosdeVaho
    http://loscuentosdevaho.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  53. todas las cosas en su exceso son perjudiciales. Deberian pensar más en el futbol como trabajo de equipo y coordinación que como competición. ES un deporte como otro que se ha comercializado demasiado.

    ResponderEliminar
  54. En primer lugar gracias por tu visita y tu amable comentario.
    Decirte que me ha encantado conocer tu blog y encontrarme con algo tan interesante y educativo.
    LOS NIÑOS COPIAN DE LOS MAYORES, los padres son su ejemplo a seguir en la mayoría de los casos. El respeto tiene que estar presente siempre en todo.Puede competir uno sin agredir, lo mismo que en la convivencia y nos evitaríamos muchos futuros disgustos.
    Una bonita reflexión.
    Feliz fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar