Seguidores

domingo, 6 de marzo de 2016

Quiero Bailar

Cuando se ofrecen a los alumnos actividades extraescolares se presupone que los niños se van a apuntar a fútbol o a balonmano y las niñas a ballet y patinaje. Desde muy pequeños, los padres inclinan consciente o inconscientemente a sus hijos en función del género, con lo que los niños ni se plantean por lo general apuntarse a la danza y las niñas van tímidamente ocupando algún puesto en los equipos deportivos.
Solamente algunos, los que además de apoyo familiar, tienen una gran confianza en sí mismos, se atreven a seguir los pasos de Billy Elliot, en la película del mismo título y estrenada en España en el año 2000 con el título “Quiero bailar”. El argumento, ya conocido, nos muestra a un aguerrido minero en las huelgas del Condado de Durham en la Inglaterra de los años ochenta, que quiere que su hijo pequeño de once años, reciba clases de boxeo. Pero lo bueno que es Billy con las piernas no lo es con los puños y un día animado por la profesora Wilkinson y por su abuela, aspirante a bailarina en su juventud, se apunta a clases de danza.
El padre cree que la elegancia y la delicadeza del ballet es esencialmente femenina y asocia la fuerza y la agresividad al género masculino y le prohíbe asistir a las clases. Y esa contradicción, que sufre Billy, entre lo que padre espera de él y sus deseos le produce una gran inestabilidad emocional. Años después saltaba a los periódicos la historia de un camionero de Gales, que vendía su casa, para poder pagar los 28.000 euros que costaban los estudios de ballet, en la Elmhurst School Dance de Birmingham, de su hijo Dominic de once años.
Nadie duda de que la danza sea especialmente útil para los niños hiperactivos, mejorando sensiblemente su capacidad de atención y concentración. Para todos los niños sirve para evitar en sedentarismo, proporciona una actividad física con reflejo en la maduración del cerebro y algunos expertos proponen que se incluya como asignatura en el colegio como lo son las matemáticas.
Pero, previamente, las familias deberán asumir que ese reparto de roles, masculino y femenino, hay que erradicarlo desde las edades más tempranas. Debemos dejar que cada niño y niña elija sus actividades de ocio sin prejuicios de este tipo. Y es que como decía el gran bailarín y coreógrafo francés, que de pequeño soñaba con ser torero, Maurice Béjart, “la danza debe de estar en las casas, en las calles, en la vida y no solamente en los teatros”. Su fundación Maurice Béjart, creada en el año 2007, promueve, desde Lausana en su Suiza de adopción, la formación de bailarines en escuelas profesionales y apoya producciones de ballet y danza.

90 comentarios:

  1. es muy buena iniciativa, pero habrá que ver si la sociedad está preparada, cuando a veces te miran mal hasta por llevar una bolsa de mano supuestamente de chica.
    hay muchos tipos de inteligencia. la corporal es una de ellas y también hay que cultivarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chema: tienes razón que alomejor la sociedad bo está preparada. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  2. Yo adoro la danza y a Billy Elliot, así que considero que es algo muy bueno pero no sé si el hecho de hacerla una asignatura obligatoria es acertado. No a todo el mundo le gusta. Creo que sí sería bueno incluir diferentes actividades artísticas para que los alumnos puedan elegir. Pienso que todo el mundo puede encontrar una actividad artística que le interese y por supuesto que nunca debería basarse en el género con el que naciste. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi älter Ego: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  3. Me gustó mucho la película y además siempre me gustó el ballet, claro que en mi época no podías hacer actividades extraescolares ya que estabas practicamente todo el día en el cole incluído sábados. Tengo una nieta que lo practica, esperemos que no se canse.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo: seguro que tu nieta disfruta mucho. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  4. Es verdad que es una iniciativa genial, ojalá más gente decidiese abrir su mente a estas cosas... mi primo baila, es lo que le gusta hacer, y toda la familia le apoya. Yo le apoyo, pero no bailo ni ganas que tengo de hacerlo jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Holden: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  5. Hola!!
    la verdad es que es cierto, no debería ser una elección que se tomara en función del género y además, cada niño debería poder dar su opinión y ser respetada
    Un saludo
    yeswecanreadtogether.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ligaro li: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  6. Muy buena entrada, y muy interesante también, es un tema del que me gusta mucho hablar y en mi opinión esos estereotipos o modelos de género deberían ir desapareciendo para que cada niño/persona pueda hacer lo que verdaderamente le gusta sin temor al "¿qué dirán?".. Al menos eso es lo que pienso enseñarle a mis hijos cuando llegue a tener (que tengo 17, es muy temprano para pensar niños), les daré todas las opciones y los dejaré a su elección, lo que deseen ser, a quien deseen amar eso será decisión de ellos porque yo ya habré vivido mi vida y será su turno.. Casi me voy por otro camino pero es que veo la crianza en general muy apegada a todo esto.. Bueno, ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sentimiento lector: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  7. Una gran iniciativa la de Maurice Béjart, la elección de las actividades que realizan los niños, y que definen al adulto en el que se convertirá, no se deberían fomentar en función del sexo y siempre deberían recibir el apoyo de la familia, sea cual sea la actividad que el pequeño elija.
    Un interesante post, Marta. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  8. Una iniciativa estupenda, ahora solo queda insistir mucho en las familias.
    Mis hijos crecieron viendo Billy Elliot, es una película estupenda, un gran ejemplo.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola marigem: es una película inolvidable. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  9. Yo creo que incluso inconscientemente tendemos que las niñas vayan a baile y los niños a furbol, baloncesto o similar, aunque realmente lo que tendrían que hacer, es aquello que realmente les guste, independientemente de los roles creados por la sociedad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naikari: Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  10. Tardaremos años en asimilar que todas las actividades son para todos, pero tampoco podemos forzar a los niños, mis nietas hacen judo y ajedrez, la pequeña ballet y ajedrez, a pesar de la insistencia de sus padres para que hiciera judo.
    Hoy te doy la bienvenida en mi blog, lo hago una vez al mes con los que llegáis y os hacéis seguidores. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Ester: ya vi en tu blog la fabulosa y glamurosa bienvenida que me das. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  11. Este reparto de roles entre niños y niñas ha sido siempre un tema muy controvertido. Hay quien asegura (y yo lo comparto en parte) que aunque dejáramos a los niños y niñas, a muy temprana edad, elegir sus juegos, las niñas, siguiendo un, llamemos, instinto maternal, elegirían jugar con muñecas, mientras que los niños, por naturaleza más "agresivos", elegirían juegos más violentos. No lo sé. En todo caso debería (si no se ha hecho ya) realizar un estudio científico para aclarar si esas diferencias son reales o impuestas.
    En la edad adulta también se observa una inclinación natural hacia ciertas profesiones y oficios. Hay pocas ingenieras y muchas farmacéuticas, por ejemplo. Incluso en medicina, diría que las mujeres se inclinan más por la pediatría y la ginecología. Cuando estudié farmacia, también se veía que la mayoría prefería especializarse en farmacia galénica que en farmacia industrial, otro ejemplo.
    No obstante, no hay que dirigir a los niños y jóvenes hacia un terreno especifico, hay que dejarlos elegir libremente, sin poner cortapisas y ni mucho menos prejuicios.
    De todos modos es curioso observar cómo los modistos y peluqueros famosos, los que quizá han tenido que luchar contra las barreras de los estereotipos, tienen una sensibilidad femenina especial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep: me gustó leer tu reflexion tand etallada. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  12. Por desgracia, los estereotipos tienen suficiente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Nikh: thanks for your visit and your comment. Keep in touch

      Eliminar
  13. Totalmente de acuerdo y aunque se ha avanzado un poquito, no demasiado tampoco, se sigue igual. Desde pequeños se asume que con tu sexo va este género asociado y no son demasiados los niños que lo rompen. Como tú bien dices, lo rompen los que tiene mucha autoestima. A mí desde luego de pequeña ni se me hubiese ocurrido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruli: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  14. Nada más leer el título de la entrada me he acordado de Billy Elliot. Nos pusieron esa película en 2 de bachillerato en unas jornadas especiales sobre la Universidad y qué carrera escoger... la moraleja no pudo ser mejor. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soñadora: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  15. Nadie debe de planificar el futuro de los hijos, ellos han de elegir aquello que les motiva e incentiva, aunque a veces sea algo que no se tenia pensado .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola LLesin: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia: gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  17. Me encantó Billy Elliot. Ojalá cambie la cosa. La danza es belleza y sensibilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia: es una película con mucha sensibilidad. Gracias por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  18. en lo de erradicar el reparto de roles llevamos años insistiendo desde los coles, la historia es qué parece mentira que hoy en día se siga poniendo a los niños de azul, las niñas de rosa, los superhéroes para niños, las princesas para niñas...
    Es un problema que todo el mercado comercial para los peques acusa. Y que te vuelves loco para cambiar roles, porque entonces tus hijos... son los raros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca B: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  19. Muy interesante, tengo un hijo de tres años y no me gustaría causarle algún tipo de inestabilidad emocional, por eso gracias por compartir esto.
    un abrazo y seguiré visitándote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermo Sotgar: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  20. Pienso en la frecuencia con que se da un padre que no permite vivir tranquilo a su hijo que ha elegido el fútbol, volcando en él sus frustraciones, como para hacerme a la idea de lo que hubiera podido ocurrir si la actividad elegida hubiera sido la danza. Pienso en lo lejos que estamos, pero por algún sitio habrá que empezar. Seguramente la educación sea el primer paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macondo: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  21. Un post fantastico me ha encantado ,Quiero bailar es una pelicula estupenda la he visto varias veces.
    A mi me encanta bailar asi que no me importaria que la danza sea una asignatura , claro que aun habria que cambiar muchas cosas en la sociedad el reparto de roles entre los niños y niñas siempre ha sido un tema muy controvertido tardaremos años en asimilar que todas las actividades son para todos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nenalinda: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  22. Hola Marta, he aceptado tu invitación de visitar tu blog y me parece genial. Respecto a tu entrada opino como tu, no hay que coartar lo que los hijos eligen ser, ser bailarín es tener un gusto exquisito por ese arte, que ha dado tan buenos bailarines. Me quedo en tu espacio para seguir visitándonos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  23. Me encanta el baile. Aporta montones e beneficios para la salud tanto física como psíquica. LOS NIÑOS TIENEN QUE SER FELICES y en este caso,además de hacer gimnasia les aporta alegría.
    Todas las edades son perfectas para elegir un estilo de baile.
    Muchas gracias por compartir tu espacio tan interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Entre pincees y crochet: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  24. Me parece estupenda la iniciativa, estoy e acuerdo que han de ser los niños que elijan, la danza abre las mentes en ellos. Muy bueno el post Marta. Procuraré leerte siempre que pueda.
    ¡Un abrazo1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila. gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  25. La danza es maravillosa y debería dejar de verse como algo femenino, aunque ya se va avanzando en este aspecto nos falta mucho. La iniciativa, me parece estupenda.
    La película de Billy Eliot me encantó en su día y la he vuelto a ver varias veces, me emociona el final profundamente.
    Un saludo Marta, un post precioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anusca 77: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  26. Empecemos.....ya vamos tarde a cambiar!!!!

    Hola! vengo del blog de Ester.

    Saludos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liliana: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  27. En mi clase de 2º de EGB hubo un niño que quería ir a ballet y se rieron tanto de él que desistió.

    Triste...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Opiniones incorrectas: una pena que sigan ocurriendo ese tipo de situaciones. Gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  28. Adoro esa película particularmente porque tuve un alumno que desde pequeño le gustaba el ballet y bailaba con las niñas en punta de pié disfrutando plenamente.Sus padres se resistían a esa inclinación y lo mandaban a karate.
    Es hora que el mundo abra la cabeza y deje a los niños ser lo que quieran ser.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra: efectivamente, que los niños decidan. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  29. Lo de siempre, machismo desde que se nace, con la bobada del rosa y el azul, para que queden los dos sexos bien diferenciados, no vaya a ser que la niña acabe como un "machorro" y el niño como una "nenaza".
    (No creo q sea necesario matizar que mi coment va desde el absoluto sarcasmo....)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buscando mi equilibrio: gracias por tu visita y por tu comentario que no hace falta ni matizar. Seguimos en contacto

      Eliminar
  30. Yo hace 2 años apunté a mi hijo a las clases extraescolares de baile moderno y la verdad es que le gustó mucho. Además había más niños apuntados.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joanna: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguro que tu hijo disfruta mucho con el baile. Seguimos en contacto

      Eliminar
  31. Me gustó mucho la película y creo que vamos muy despacio en este tema. !Una pena! porque yo voto el derecho a ser diferente y lucho para que desaparezca ese machismo que tanto abunda.
    Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  32. Para mi lo importante es que mis hijos estén bien. El problema lo tienen los que critican porque están aburridos o amargados, aunque con sus críticas pueden hacer mucho daño. Es una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anyol: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  33. Hola muy interesante la entrada!
    Acabo de contestarte el comentario que dejaste en mi blog.
    Muchas gracias! Gran blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola 7 días: bienvenida y gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  34. Hola! Esta película me encantó. Aunque me gusta el baile y el ballet yo nunca me he visto practicándolo. Yo de pequeña era más de fútbol y baloncesto que de estas cosas, la verdad (aun lo soy de verlo en la tv, aunque no tanto como antes) y por suerte, mis padres nunca me pusieron impedimento en practicar baloncesto.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi tarde junto a un libro: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  35. El baile es algo que siempre me ha gustado, pero la verdad es que no lo he llevado a cabo.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Virmaen: gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  36. No creo que llegue el día en que la danza sea una asignatura más, pero no estaría de más que, entre todos, la miremos como una actividad a fomentar tanto para niños como para niñas, porque, sinceramente, no sé qué la diferencia para que sea más atractiva para un sexo que para otro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kayena; gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  37. Es difícil deshacerse de los tópicos y los clichés, pero con el tiempo y trabajo es posible. Yo tampoco creo que la danza vaya a ser nunca una asignatura como las matemáticas, entre otras cosas ni a todos los niños les gustará ni todos estarán dotados, pero sí que debe dársele más visibilidad como opción a elegir por ambos sexos.

    Una entrada muy interesante. ¡Gracias, Fanni!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia C. tienes razón que con tiempo esperemos que erradiquemos estos tópicos. Gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  38. los roles de femenino y masculino los traemos en los génes, otra cosa es la educación que se recibe. Yo creo que hay que educar en la igualdad y cada niño irá expresando lo que que quiere o no quiere hacer. Si le gusta bailar será un gran bailarín, pero como todo para estudiar una buena carrera hace falta dinero y sin luchar no se consigue nada. Los padres puede marcar la vida de los hijos respetando sus gustos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria del Carmen: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  39. Es muy bonita la película que mencionas, siempre es un poco difícil romper con los esquemas que te impone la sociedad, ante todo se deben seguir los impulsos que te dictan tu corazón y dejar que los gustos y aficiones se desarrollen. Se debe respetar los gustos de las personas especialmente de los hijos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirian: gracias por tu visita y por tu comentario. Coincido contigo en que debemos respetar los deseos de los niños. Seguimos en contacto

      Eliminar
  40. Me ha encantado el post, debemos de dejar de roles y de tonterias, la danza es muy buena tanto para niños y niñas, al igual que el deporte, tenemos que evolucionar más y cambiar nuestra forma de pensar tan arcaica. Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica: gracias por tu visita y por tu comentario. Seguimos en contacto

      Eliminar
  41. tienes toda la razon!! yo hacia ballet de pequeña y no habia ni un niño! y la verdad es que si hubiera habido alguno seguro que la gente hubiera pensado de todo! que injusta es la sociedad!

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta B. en nuestra época no había niños en este tipo de actividades. Gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  42. Que bonito tener una actividad que te haga sacar lo mejor de ti y te fomente a querer superarte n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bam: gracias por tu visita. Seguimos en contacto

      Eliminar
  43. Me encantan tus entradas!!!! disfruto mucho leyéndolas!! la verdad es que es complicado cambiar los roles, hay a muchas personas que les cuesta... pero hay algo que no entiendo.. como puede ser que a muchas niñas ya desde bien pequeñitas, sin decirles nada.. les guste el color rosa, princesas... y los niños, sean más burrotes, les guste la lucha, los heroes.. es algo ya innato??
    el blog de renée

    ResponderEliminar
  44. Muy complicado hacer cambiar a parte de la sociedad esos roles de chico y chica. besitos.

    ResponderEliminar
  45. Magnifico lo que nos has regalado!!!
    Buen fin de semana
    Cariños

    ResponderEliminar
  46. Hola, muy buena inciativa, muchas gracias por tu visita ami blog

    un saludo

    desde http://darkgritorium.blogspot.com.co/

    ResponderEliminar
  47. La iniciativa es muy buena. Pienso que los padres siempre deben de respetar qué es lo que quiere hacer el niño o la niña.

    En mi caso, siempre le pedía a mis padres que me apuntaran a ballet o a gimnasia rítmica. Sin embargo, en pos de no educarme en los roles tradicionales, ellos decidieron apuntarme a judo. No me gustaba nada y era la única niña en clase. Siempre perdía en todas las competiciones. Cuando aquello empezó a traumatizarme jaja decidieron apuntarme a hacer karting ¡oooohhh! Nunca se lo he perdonado jaja y de vez en cuando se lo recuerdo.

    Besos

    ResponderEliminar