Seguidores

miércoles, 11 de noviembre de 2015

The Big O

La obesidad infantil es una de las preocupaciones comunes a todos los países. En España se calcula que uno de cada cuatro niños padece de sobrepeso. Dado que los niños comen al año unos 170 días en el colegio, la supervisión de dietistas y nutricionistas en los menús escolares y el sentido común de las familias responsables de alimentarlos los otros 195 días del año deberían de ser suficientes para frenar la constante subida de las cifras de obesidad infantil.
No hay que olvidar que la comida de mediodía supone casi el 40% de los aportes nutricionales ingeridos durante el día. Sin embargo, en muchos centros escolares hay máquinas expendedoras, cantinas o bares donde los niños pueden “complementar” su alimentación con todo tipo de chucherías. Y algunas familias recurren el fin de semana a una combinación letal: comida rápida y sedentarismo del menor.
La Xunta de Galicia acaba de prohibir la venta de refrescos y bollería industrial en los institutos y los expertos proponen una regla de fácil aplicación para las familias: “Más bocadillos y menos darle un euro al niño para la máquina de bollería”.
La Exposición “The Big O”, de la fotógrafa inglesa Abbie Trayler-Smith, da título a esta entrada y llega la FNAC de Callao en Madrid donde podrá visitarse hasta el 4 de diciembre. Es un estudio de los niños que integran las estadísticas británicas sobre la obesidad. En el Reino Unido se calcula que uno de cada tres tiene sobrepeso u obesidad llegando al 36% en Gales. Los efectos sobre la salud son obvios y a ellos se añaden los efectos psicológicos en una sociedad que valora la presencia física, la delgadez por encima de todo.
Ser obeso o incluso el simple sobrepeso se considera algo que el adolescente elige voluntariamente, por su estilo de vida y enseguida se le califica de gordo, perezoso, glotón, zampabollos o gordinflón. Acaba suponiendo un auténtico estigma y puede llevar a la discriminación primero en el patio de la escuela y después a la hora de acudir a entrevistas de trabajo. Pero esa misma sociedad que no ve con buenos ojos a las personas obesas está constantemente tentándonos con productos ricos en calorías, con poco o nulo valor nutritivo y nos anima a un estilo de vida sedentario.
Las nuevas tecnologías tienen su parte de responsabilidad ya que los jóvenes sentados delante de una tablet o compartiendo WhatsApps no sienten la necesidad de salir a quedar con los amigos, a caminar, a jugar o a practicar algún deporte. Y los padres respiran aliviados cuando los adolescentes prefieren quedarse el sábado por la noche en su habitación chateando ya que les evita el desasosiego de quedarse en vela, esperando su regreso, confiando en que vuelvan sanos y salvos.

Como dice Nuria Más, profesora del IESE, “por primera vez en la historia de la humanidad, la obesidad se ha convertido en un problema para la salud mayor que el hambre”. 

110 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. En los patios de los colegios predomina la bollería industrial, excepto el día de la fruta, en el que alguno sugiere que como el chocolate proviene del cacao...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Reyes, gracias por tu visita y tu comentario. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  2. el menú escolar del cole está planificado por un dietista, pero cuando salen a las 5 de la tarde... no veo bocadillos, veo patatas fritas, gusanitos, chuches a miles.
    No es normal que a las 9 de la mañana tenga que decirle a un par o tres de chavales de clase, TODOS LOS DÍAS, que tiren el chicle a la papelera. Por no decir lo que hay que insistir a las familias para que no les traigan chucherías para el recreo, que ya les damos nosotros galletas, que son más saludables.
    Es una batalla perdida, diga lo que diga el sursuncorda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracias por tu visita y tu comentario. Las familias no están concienciadas sobre lo importante que es habituarles a una buena alimentación. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  3. Buenas tardes:

    Creo que en vez de prohibir y estar poniendo palos a las ruedas; se tiene que trabajar y, sobre todo fomentar la autoestima, que vean los perjuicios que les puede acarrear esa obesidad sin burlas y sin dramas; simplemente inculcando valores : tener amor propio y ser un poco peleón en el buen sentido de la palabra que no se dejen manipular por lo que les entre por los ojos.Estamos ante un mercado que lo manipulan unos ambiciosos, que impera la cantidad no la calidad ya que lo que genera estos desajuste metabólicos son los azucares las grasa saturadas metc. Entonces si no van contra quien pone en curso estas bombas de relojería la juventud es muy confiada y eso es lo que les pierde y, después ante un modelo de familia con recursos escasos, sigo insistiendo no prohibir simplemente dar razones de peso: que mucho es malo y poco también:los extremos se tocan.En los comedores escolares hay unos controles en la inmensa mayoría y después quien los controla...?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bertha, gracias por tu visita y tu comentario. Es malo prohibir los "bollicaos" sin explicar los motivos, es malo dejar que los niños decidan que eligen de la máquina de chuches sin que conozacna los riesgos. Es cuestión de educar como en otras tantas facetas. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  4. Los niños de hoy en día comen chuches todos los días del año y de ello tiene la culpa la familia que le da el dinero para comprarlas.En mi época de infancia solo te daban dinero el domingo y lo justo para ir al cine de niños y comprar una chuche, nada más y no por ello me he traumatizado.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CHARO, gracias por tu visita y tu comentario. Es más cómoda darles un euro que prepararles un bocadillo y una fruta. Y los niños lo saben y lo propician. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  5. Qué razón tienes y la última frase es impactante. La gente hoy día lleva una vida muy ocupada y no cocina, tira de comidas preparadas que son lo peor.
    Y las expendedoras en todas partes igual. En el cole de mis hijos prohibieron las expendedoras así que hasta 4ºESO no tuve ese problema, y en bachiller llevaban bocata de casa o compraban un bocadillo en la cafetería, pero nada de porquerías.
    Prohibir la bolleria en los institutos es un buen comienzo.
    Y la gente joven no se mueve, a mis hijos les cuesta encontrar gente que quiera salir a montar en bici, patinar o simplemente pasear, así que no me sorprende nada que tengamos tanta obesidad. Feliz miércoles!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marigem, gracias por la visita y el comentario. Creo que el diagnóstico que haces es muy adecuado, no les inculcamos la necesidad de dieta sana ni de hacer ejercicio. Algunos padres han abdicado cuando los niños aún son pequeños. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  6. Es super importante este tema y a la vez tomar conciencia de ello, esta en nosotros como padres (en mi caso hermana) cuidar de que nuestros niños tengan una buena alimentación. Si uno los acostumbra de pequeños a premiarlos con una manzana (y no con un dulce, como la gran mayoría hace) es algo que en el futuro nos agradecerán.
    Que tengan una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javiera, bienvenida al blog, gracias por tu visita y tu comentario. Feliz semana para ti también. Estaremos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  7. Muy de acuerdo con tu entrada, Marta. Debemos fomentar en los peques y no tan peques desde casa y desde el cole que tengan una dieta sana y equilibrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, gracias por tu visita y el comentario. En casa y en el cole, al unísono, esa es la clave porque la tele ya se encarga de tentarlos con todo tipo de alimentos poco sanos. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  8. Es un tema sensible. En mi país también se llevó a cabo una iniciativa de prohibición de alimentos procesados de altas calorías en las escuelas y levantó polémica. Sin embargo, coincido totalmente en cuidar la salud de los niños enseñándoles a comer de forma sana para cuidar su cuerpo y evitar enfermedades futuras. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola La Desmesurada, gracias por tu visita y tu aportación al blog. Aqui se está empezando a tomar concciencia, pero los cambios son lentos. Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  9. Cuando vemos la realidad expuesta en cifras nos impacta más que lo que vemos día a día, y a mí sinceramente estoy no me pilla de nuevas. Trabajo cerca de tres colegios (uno de ellos sólo de educación infantil) y cada día veo que hay más niños gordos. De hecho, lo que cuando yo iba al colegio se consideraba niños "gorditos" hoy son delgados ¡¿dónde hemos ido a parar?! y por supuesto veo a muchos de ellos llegar por las mañanas a varias panaderías y tiendas de chucherías que hay por el camino y salir con un bollo para el recreo ¡¿tanto le cuesta a una madre preparar un bocadillo o ponerles una pieza de fruta en la mochila?! O incluso preparar unas galletas o unos muffins caseros sería muchísimo más sano.

    Y cuando veo a las familias hacer la compra se me ponen los vellos de punta de la cantidad de comida precocinada que llevan en el carro ¿cómo no se va a engordar así? Lo raro es que la gente siga sana. Normal que se mire mal a la gente delgada, que yo lo he vivido en primera persona, pero prefiero seguir con mi dieta mediterránea, mis verduras, yogures y fruta y mis dulces y postres caseros que me ofrecen calidad de vida.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, gracias por tu visita y tu comentario. Es habitual eses consumo pero es porque los padres les dan dinero, en cuanto a los carros de compra la mayoría de esos productos los deciden los peques de la casa, los kinders, los phoskitos, los bollicaos, las galletas con figuritas, que, además de insanos, son muy caros. Los colocan a su altura y por insistencia y cansancio, al final, ellos mandan. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  10. La verdad es que los críos cada vez comen peor... Esto daría para largo y tendido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buscando- mi -equilibrio, gracias por tu visita y tu comentario. Es un tema que va en aumento y en algún momento alguien tendrá que dar la voz de alarma. Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  11. a ver ellos bobos no son, y si les das a elegir... y ese es el problema. Tienen demasiado a su alcance.
    El deporte y la comida sana es fundamental, niños y mayores. SObretodo hay que recordar que el ejemplo de los padres es algo que ellos de manera inconsciente aprenderan el dia de mañana. Empecemos los padres para aconsejar a los pequeños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Descubriendo Un Nuevo Mundo , gracias por tu visita y tu comentario. Son muy listos y saben como manipular a los papis para conseguir lo que les gusta. Pero hay que educarlos desde pequeños también en como comer sano. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  12. A veces me cuesta comprender lo de la obesidad en nuestro país dado que tenemos fama de tener una dieta estupenda. Probablemente esto no tenga tanto que ver con la alimentación de los niños sino con el sedentarismo. Menos videoconsola y más parque, y por supuesto menos bollos y más bocadillo.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soñadora, gracias por tu visita y tu comentario. Todo influye, dieta estupenda y meriendas "industriales", fines de semana de comida rápida y poco ejercicio. Hay que dar ejemplo.Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  13. los niños gorditos, al hacerse adultos puede que se estilicen, puede que sigan siendo gorditos pero dentro de lo aceptable, y puede que tengan obesidad severa. es el caso de un compañero de mi colegio, dos años menor que yo. ya de pequeño era obeso, quizá por algún problema de salud, quién sabe. el caso es que hay que cogerlo a tiempo, pues lo contrario supone jugar a la ruleta rusa. en la edad adulta es un problema de difícil solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chema, gracias por tu visita y tu comentario. Hay veces que las causas son médicas y ahí las soluciones son más difíciles para los padres, pero en otrso casos, general, se trata de comer más fruta, más bocadillos y menos bollería industrial y chuches al mismo tiempo que corren y hacen ejercicio. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  14. Muy buena la iniciativa de la Xunta de Galicia, a ver si las demás comunidades siguen el ejemplo, es algo que nos interesa a todos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari, gracias por tu visita y tu comentario. Veremos en que queda. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  15. En el primer mundo es un tema muy preocupante. Así como las caries. Cómo puede ser que Daniel tuviera su primera caries a los cuatro años y su madre a los 33. Me parece tremendo el tema de la comida basura que engullimos cada día :_(
    Y es muy difícil de controlar porque no les puedes prohibir comer en cumpleaños o no aceptar el caramelo que le da un familiar o su amigo. Es muy difícil. Eso sí. En mi casa la fruta como postre es de obligación en cada comida e intentamos hacer menús equilibrados con poca sal y grasa en la medida de lo posible (un cocido sin tocino es como un día sin pan).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Madre desesperada, gracias por tu visita y tu comentario. Ya no me refiero a los cumples, a las fiestas una vez cada cierto tiempo, pero al menos, en el día a día démosles comida sana. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  16. He sido una niña obesa toda la vida. He pasado malos momentos y muchos de ellos sola frente a la comida. No es una excusa, pero mis padres trabajaban todo el día y mi madre me dejaba algo preparado que me comía, pero en casa tampoco faltaban chucherías, galletas, patatas y todas las porquerías habidas y por haber. Si no, el dinerito para comprarme el bollicao de la mañana. Hoy día estoy bastante concienciada con el tema de la alimentación. Sé lo que es bueno y lo que no, pero sigue habiendo una lucha constante, aunque ahora ya no sea una niña. No quiero que mi hija pase por esto y por ello, intento inculcarle el valor de una buena comida, de que hay cosas que si se comen muy de vez en cuando no son dañinas, pero que a la larga no son nada buenas para el organismo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mami Reciente, gracias por tu visita y por tu aportación al blog. Hay que inculcarles la importancia de una buena alimentación, equilibrada y un ejercicio acorde a su edad. Tu experiencia es muy inspiradora. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  17. Es un grave problema. En España parece que cada vez hay menos dieta mediterránea, supongo que el que ambos padres trabajen tendrá que ver algo en que no haya tiempo para preparar platos como antes, pero hay que buscar soluciones. Me parece bien la iniciativa de prohibir la venta de bollería y de bebidas dulces en los coles
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia, gracias por tu visita y tu comentario. Claro que hay eximentes, los padres siempre atareados, sin tiempo para asisitir a las reuniones, sin tiempo para estar con sus hijos, para jugar con ellos, para educarles en una buena alimentación. Pero las víctimas, al final, son los hijos y algo habrá que hacer, desde los colegios y desde las propias familias. Besos.

      Eliminar
  18. El problema de la obesidad no está en el comedor escolar, normalmente con menús equilibrados de mejor o peor aspecto y calidad. Cada vez más niños traen al colegio uno o dos euros para la máquina, los padres prefieren darles las monedas que prepararles una merienda en condiciones. Y el sedentarismo, que se cita, cada vez nos movemos menos, vamos en coche a la esquina y los niños llegan a casa cansados del colegio y se apoltronan en el sofá. Las clases de EF no son suficientes, un par de clases a la semana. Pero no es un batalla perdida si hay fuerza de voluntad en los padres para atajar el problema. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, gracis por la visita y el comentario, que resume muy bien la situación. Me quedo conque no es una batalla perdida. Ojalá!! Saludos.

      Eliminar
  19. En una reunión con los padres me sorprendió la vehemencia con la que una madre se quejaba que no hubiera más acelgas en el menú escolar. El fin de semana siguiente me la encontré a ella y a sus hijas en el McDonalds zampándose cada una un Big Mac gigante con doble ración de patatas. La incoherencia a veces es nuestro peor enemigo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amanda, gracias por la visita y por la anécdota, que es muy significativa. Todos sabemos la teoría, pero luego sucumbimos, por cansancio o porque nos dan pena, a sus caprichitos alimenticios. Habrá que ponerse las pilas. Un beso.

      Eliminar
  20. Marta. Antes de nada pedir disculpas por no visitar y ser correspondido contigo. INCREÍBLE TU BLOG. Sin duda lo seguiré, y compartiré con tu permiso cosas en el mío. Este artículo me parece muy interesante.
    BESOS y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, bienvenido, gracias por la visita y el amable comentario. Estaremos en contacto. Besos.

      Eliminar
  21. SEGUIDOR 749 y yo voy por 40. Qué trabajo me queda. BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias otra vez, David. Nos seguimos. Besos.

      Eliminar
  22. Vivimos en una sociedad de consumo en la cual la presión de grupo o la "moda" hace que los jóvenes comen comida chatarra, lo cual implican muchos problemas de salud y lo peor psicológicos que bajan la autoestima de los chicos. En los colegios se podrían hacer campañas de comida saludable y sus beneficios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirian, gracias por la visita y el comentario. En el colegio se puede concienciar a los niños y en muchos centros se hace y se cuidan mucho los menús escolares, pero si cuando llegan a casa o el fin de semana los padres no dan ejemplo, no vale de nada. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  23. Hola guapa, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, me hago seguidora! Me parece muy interesante por todos los temas que tratas.
    La obesidad infantil es uno de los mayores problemas de salud pública del s.XXI y deberíamos concienciarnos más en la importancia del deporte y de mantener una alimentación saludable para prevenirla.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, bienvenida al blog, ya te dije que el tuyo me encanta, gracias por tu visita y tu amable comentario. Estaremos en contacto. Besos.

      Eliminar
  24. Queremos comida rápida, la cocina en la escuela se cambia por el catering, el almuerzo se transforma en una ensalada en un tupper, los carros del hiper se llenan de productos industriales de todo tipo y color, los niños deciden cada vez más lo que quieren comer y los anunciantes de los canales infantiles lo saben y los padres , cansados, abandonan su responsabilidad y ceden. El problema está ahí y es en el marco de las familias dónde se debe resolver. El BOE no lo arregla todo. Besos y feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lalaloopsy, gracis por la visita y el comentario. Los padres son los que deben dar ejemplo primero y concienciar también desde pèqueños a los hijos de la importancia de una buena alimentación y de la necesidad de hacer ejercicio. Pero , repito, el ejemplo es clave.Feliz viernes para ti también. Besos.

      Eliminar
  25. Las máquinas expendedoras son una tentación para los niños, incluso los más pequeños quieren traer una moneda de casa para elegir sus chuches. Para el centro son ingresos , ya que cobra de la empresa instaladora, así que tiene responsabilidad en elegir los productos que se ofrezcan. Los padres lo tienen fácil, no hay monedas, sino bocadillo y fruta para el recreo. Buen fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola alejandra, gracias por la visita y el comentario. A veces lo más simple es lo más eficaz. Si no hay moneda no hay chuches, si en la máquina no hay refrescos, beben agua. Buen fin de semana para ti también. Besos.

      Eliminar
  26. En los comedores escolares con catering, la concesión prima la oferta económica sobre la calidad y variedad de los menús, así que precio bajo y ganan seguro el concurso. Alguna empresa hace bajas temerarias del 40% y luego vienen los problemas: precocinados en bandejas mal selladas, transporte no adecuado y falta de control. Siempre es mejor cocina propia en el centro, con materias primas de confianza compradas a productores locales. Lo de los padres es otro cantar, alguien decía en un comentario que abdicamos por cansancio y les dejamos hacer y comer lo que quieren. Ser padre y madre es trabajo duro, pero la recompensa es inmensa. Un "no" a tiempo a comprarles unas chuches no viene mal. Feliz fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Don, gracias por la visita y por la información sobre los contratos. Lo que está claro es que el catering es más cómodo para los colegios, pero no es lo mejor para los niños. Y lo de los padres, el que esté libre de pecado....ya sabes. Feliz fin de semana para ti también. Besos.

      Eliminar
  27. Hola, es un tema muy importante el que tocas en esta entrada. El sobrepeso y la obesidad se han doblado en los últimos 35 años en USA y, sin embargo, sus películas, sus anuncios promueven cánones de belleza con figuras estilizadas. En el mismo canal infantil pueden tentar a los niños a comer bollería industrial y al minuto siguiente a ser delgada como la actriz de moda y a practicar surf para estar en forma. Los mensajes van en ambas direcciones. Hace falta pedagogía, charlas en el colegio sobre nutrición y responsabilidad de los padres en casa y sobre todo los fines de semana. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, gracias por la visita y el comentario. Los niños reciben muchos impactos publicitarios y también ven el ejemplo que les damos. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  28. ¿Por qué tuvo más éxito Triki, el monstruo de las galletas en Barrio Sésamo que Popeye con las espinacas? Si Triki tiene la capacidad de empujar a los niños a comer más galletas será porque las galletas resultan más atractivas al paladar del niño que las espinacas. Y eso no es fácil de cambiar, el niño no va a renunciar a un bollo industrial a cambio de más acelgas en el menú escolar. A veces lo importante no es lo que el niño come, sino lo que deja de comer. No es grave que el niño coma unas chuches de vez en cuando, pero si que no coma fruta nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, gracias por la visita y el comentario. Lo de las espinacas eran otros tiempos, comías lo que te ponían aunque no quisieras, ahora los niños eligen y a veces deciden lo que comen. Y es muy cierto que las chuches no son buenas pero no tomar fruta es peor. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  29. Un post muy interesante.
    Creo que para evitar esta "epidemia" hacen falta dos cosas: una vida sana y activa y una comida sana y variada. Y pecamos, en general, en ambas.
    La cantidad de establecimientos, anuncios, variedad,... de comida poco saludable pero muy rica al gusto sólo va en aumento cada día. Conozco gente que sólo se alimenta de carne y pasta y luego pasa lo que pasa.
    Has hablado de los problemas sociales que puede acarrear la obesidad pero creo que se te ha olvidado mencionar los riesgos para la salud, que son muchos.
    Y te lo escribe una ex-obesa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruli, gracias por la visita y por el comentario. Tienes toda la razón, ya comentaba que los efectos sobre la salud son evidentes, pero los psicológicos son también muy importantes. Falta educación sobre nutrición , en general, y los niños van a lo que les gusta si nadie les advierte de las consecuencias. Feliz fin de semana. Besos.

      Eliminar
  30. Muchas gracias por la información. Hace una semana nos dieron una charla sobre el tema y gracias a ti tengo más datos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seveth, gracias a ti por la visita y el comentario. Me alegra que te pueda resultar de utilidad. Feliz fin de semana. Besos.

      Eliminar
  31. muy interesante!! yo me acuerdo en el colegio que la mitad o mas de los niños llevaban el tipico bollicao en vez de un buen bocata para desayunar... los padres tendrian que pensar mas en estas cosas...

    un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, gracias por la visita y el comentario. Es lo más cómodo, llevar el bollicao o el euro para la máquina de chuches en vez de prepararles un bocata y una fruta. Y ellos no son los que van a insistir si nosotros no les enseñamos la ventaja de la comida sana. Feliz fin de semana. Besos.

      Eliminar
  32. Hola! Que gran entrada! Estoy bastante de acuerdo contigo! Si que es verdad que los niños comen mucho en el colegio pero también pienso que en la mayoría de centros es bastante equilibrada la comida (yo al menos comía de todo) y siempre estaba colgado el menú semanal para que los padres supieran que comíamos y así poder hacer otra cosa para la cena.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, gracias por tu visita y tu comentario. El problema no suele ser el menú escolar, sino lo que se comen en el recreo, o el fin de semana con comida rápida. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  33. Hola, una entrada genial.
    La verdad es que yo, como madre de una niña de cinco años, me preocupo por el tema de la alimentación más que por el de la obesidad.
    Trato de darle una alimentación medianamente variada, un truco que comencé a aplicar con ella desde bebé fue hacerle platos de comida visualmente atractivos con verduras tradicionalmente odiadas por los niños, por lo que a día de hoy le encanta el brocoli, las quiches de puerros y zanahoria, etc.
    Yo vivo en una zona de costa, en Málaga, y es cierto que te toca un poco la fibra ver tanto niño pequeño con sobrepeso, incluso bebes... creo que la obligación de un padre y de una madre es buscar lo mejor para su hijo, y en este concepto también está implícito una buena alimentación que le proporcione salud, tanto mental como física.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Entre Libros Y Tintas, gracias por tu visita y tu aportación. Es una buena manera de que los niños coman sano y encima les guste la comida. Los padres son los responsables de lo que comen sus hijos y eso forma parte de su educación. Y el ejemplo suele ser muy eficaz, sin duda . Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  34. Hola Marta, qué alegría visitar tu cálido espacio. Te felicito por los interesantes post que nos muestras, cada uno con un gran mensaje.
    El tema de la "obesidad", es alarmante para muchos en varios países. Mi hija estudia el 8° ciclo de Medicina Humana y no sabes cómo nos cuida en casa y que evitemos el azúcar, gaseosas, comida chatarra, etc. Nosotros seguimos sus indicaciones, pero a veces nos pilla con las manos en la masa. Jajajaja, así que a seguir comiendo sano.
    Me acabo de hacer seguidora también de tu blog, está muy lindo.
    Espero verte siempre por mi blog.
    Besos y cariños desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, bienvenida al blog, me alegra que te guste. Ya he visitado el tuyo, lástima que ayer hayan sido tan tristes las noticias de Paris. Gracias por la visita. Estaremos en contacto. Besos.

      Eliminar
  35. Una entrada muy interesante.
    Comer sano es necesario y mucho.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracias por la visita y el comentario. Feliz fin de semana para ti también. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  36. Hay un solo punto con el que estoy en completo desacuerdo, y es la frase del final: Creo que la hambruna es un problema más grave para la salud porque afecta a un sector más vulnerable y es más difícil de erradicar, solo que no es tan notorio ni en el primer ni segundo mundo (no inexistente, sino que en menor medida que la obesidad).
    Por lo demás, me gusta tu entrada porque ayuda a concientizar de una manera amena. Por mi lado, tengo sobrepeso por una enfermedad genética detectada tardíamente (la enfermedad fue la causa, pero mis malos hábitos acrecentaron los efectos de ésta) y uno descubre la desinformación que existe. Creo, en lo personal, que para cambiar los hábitos de alimentación hace falta estudios sobre cómo se produce (por qué la información no llega a las familias base o por qué no se hace caso, cuánto de la mediatización de la enfermedad ha dificultado la labor) no desde la psicología ni la nutrición, sino desde la sociología y la antropología social. Creo firmemente que desde nuestros procesos de sociabilización se puede hallar una respuesta: aprender a quererse, a tener autoestima (porque si lo tengo reduzco problemas como la ansiedad y porque si la poseo, es poco probable que vaya a molestar a otra persona) para que mi aspecto físico no sea lo importante, sino la salud, hay gente que está un poco subida de peso pero su cuerpo está perfectamente sano (el peso es algo más personal que una estimación de IMC errada que todavía sigue acreditada) pero hay gente que no: debemos aprender, como sociedad y culturas, a ponerle el peso a la salud y así evitaríamos diferentes enfermedades de este tipo (o al menos, es lo que creo).

    Besos, me gustó bastante la entrada y que tengas una linda semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cam, gracias por la visita y por tu aportación al blog. La frase no pretende ignorar el problema de la hambruna que existe, por desgracia, en el siglo XXI, sino hacer incapié en que tenemos un problema grave y lo tenemos muy cerca , posiblemente en nuestra propia familia o círculo de amigos. Y hay que ponerse las pilas para concienciar a las familias , a los más pequeños y a los propios centros escolares y autoridades educativas. Cada uno de ellos tiene una parte de la solución. Espero que sigamos en contacto. Te deseo una feliz semana. Besos.

      Eliminar
    2. Me ha gustado ese apunte, Cam y también mucho la entrada, Marta. Me quedo por aquí con tu permiso. Se trata de educar en alimentación y en ocio también. En nuestra familia, los dulces son caseros, todos los días comemos fruta y verdura, poca pantalla y mucho paseo y un cole de pedagogía alternativa que permite a los niños crecer no sólo intelectualmente. A veces cuando comentas temas de este tipo hasta te pueden llamar friki. En mi casa no hay azúcar, sólo panela, se mide mucho la compra vigilando el comprar porductos de temporada e incluso si se puede ecológicos...la salud no tiene precio, hay que hacer números en todo. Feliz semana y gracias por tu visita a mi blog también! :)

      Eliminar
  37. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho la entrada, muchas gracias por todos esos consejos que serán muy bien cogidos :).
    He visto que participas en la iniciativa "Seamos Seguidores" (por un comentario que dejaste a otro blog) me preguntaba ¿si querías que nos siguiéramos mutuamente?, yo ya te sigo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arual, bienvenida, gracias por la visita y el comentario. Ya te sigo en tu blog, me parece muy interesante. Estaremos en contacto. Feliz semana. Besos.

      Eliminar
  38. Por ser un blog maravilloso te he dejado un premio en:
    http://puertasalaimaginacion.blogspot.com/2015/11/premio-bor-litarcihis.html
    Espero te guste y lo disfrutes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirian, muchas gracias por la visita y por el premio. Ahora mismo me paso. Saludos.

      Eliminar
  39. Hola Marta, la educación nutricional debería ser una asignatura en el colegio adhesionada al deporte, como salud. Pero claro, también aleccionando a los padres para que luego lo que el niño aprenda pueda practicarlo en casa, porque sino, mal vamos.
    Esta semana, casualmente, en mi blog tenemos una entrada sobre el Deporte Infantil que es, según mi criterio un paso más contra la Obesidad, pero vendiéndolo como una necesidad de salud y también de valores y crecimiento personal.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por la visita y el comentario. Totalmente de acuerdo, educación sobre nutrición en el colegio a los niños y a los padres. La actividad deportiva es básica, es importante para la salud y el desarrollo de los niños. Buena semana. Besos.

      Eliminar
  40. ¿Tienes un premio con el amor de Grecia !!! Usted puede obtener en: http://pythagoreionip.blogspot.gr/2015/11/blog-post_16.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Pitágoras, thank you for the visit and the prize. It´s very kind of you. Keep in touch. Regards.

      Eliminar
  41. Hola!
    El deporte es fundamental, habría que estimularlo más en las escuelas, conjuntamente con unas nociones en nutrición. El sedentarismo propicia la obesidad y las nuevas tecnologías usadas sin medida lo propician. Desde luego que es muy triste que en una parte del mundo se estén muriendo de hambre y en la otra, la obesidad se convierta en un serio problema de salud.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena Kosta, bienvenida al blog, gracias por la visita y el comentario. Son dos factores claves, comen mal y hacen poco ejercicio. Y cuando son menores es nuestra responsabilidad enseñarles a comer bien y a animarles a salir más y chatear menos. Estaremos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  42. Uno se queda asombrado al ver a mamas o papas llenando los carritos con comida chatarra
    Estupenda entrada
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martha, gracias por tu visita y tu comentario. Esos padres poco concienciados y que encima no dan muy buen ejemplo. Tenemos mucho trabajo por delante. Buena semana. Besos.

      Eliminar
  43. Bueno, estoy atenta a los problemas de obesidad en el mundo pero no estaba al tanto de la frase de al último, es decir, que la obesidad ha superado al hambre.
    Espero que este problema se solucione pero más que nada creo que el problema se centra en los padres y la manera en que prestan atención en la alimentación de sus hijos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Letras Escondidas, te doy la bienvenida a mi blog. Gracias por la visita y el comentario. La responsabilidad es de los padres, hay que enseñar a comer sano y , sobre todo, dar ejemplo. La frase es más efectista que real, por desgracia, aún hay zonas donde la hambruna es un problema. Estaremos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  44. Es algo muy triste y que cada día afecta más Muy buena entrada da una excelente reflexión sobre como nuestra sociedad se destruye día a día. Un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola J.P. Alexander, gracias por la visita y el comentario. Besos para ti también y feliz semana. Estamos en contacto.

      Eliminar
  45. Que ironía no? primero les criticamos o les damos de lado y por otro les ponemos la miel en los labios. Realmente es un problema que con lo rapido que va el mundo será difícil de parar.
    Hola en respuesta a tu visita en mi blog aquí ando y ya me hice seguidor, espero que nos sigamos leyendo que el tuyo me parece muy interesante.
    Besotesssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sabores compartidos , recibe la bienvenida a mi blog. Gracias por la visita y el comentario. Tenemos que hacer un esfuerzo para educar a los niños en lo que no pueden comer a diario y en lo que tienen que comer obligatoriamente: fruta, verdura, pescado...Y además que hagan ejercicio, pero las nuevas tecnologías no invitan a moverse precisamente. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  46. Hola Marta.
    Vengo para agradecerte tu visita a mi blog y tus amables palabras.
    La obesidad infantil hay que epezar a corregirla enseguida porque luego, de mayores, ya es muy difícil controlarla.
    Me quedo por tu blog, que me parece muy interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, bienvenida al blog. Gracias a ti por la visita y el comentario. Se trata de educar y dar ejemplo, no de darles lo más cómodo, sino lo que realmente es sano y nutritivo. Estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  47. Muy interesante post, gracias por pasarte por mi blog y desde ya te sigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola LA CAJITA DE DIANA, bienvenida a mi blog. Gracias por la visita y el comentario. Estaremos en contacto. Besos.

      Eliminar
  48. En mi opinión es un problema que muchas veces, yo diría que casi todas, es culpa de los padres de no saber educarlos para que tengan una buena alimentación o simplemente porque le compran la chuchería al niño para que se callen un ratito y los acostumbran a comer porquerías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío, bienvenida al blog. Gracias por tu visita y tu comentario. La responsabilidad recae en los padres, tienen que enseñar a comer sano y predicar con el ejemplo. Seguimos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  49. Cierto. La obesidad es un gran problema, pero ya no solo en los niño, podemos ver que cada vez más mascotas también tiene sobrepeso. Y si haces un estudio las mascotas obesas pertenecen a familias donde sus miembros tienden o tienen sobrepeso.
    La alimentación sana y equilibrada, respetar las 5 comidas al día (desayuno almuerzo comida merienda y cena) ayuda al metabolismo a tene run nibel de Glucosa constante y a no tener esa necesidad de comer sí o sí.
    ¿dónde quedan esos bocatas de jamon y queso que hacían las mamis? ahora con el donuts lo solucionan todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pulga Irenota, te doy la bienvenida a mi blog. Gracias por la visita y el comentario. Tienes razón pero a veces es más cómodo darles bollería industrial y a ellos les gusta más que la fruta o un bocadillo. Y la publicidad en los canales infantiles hace el resto. Difícil tarea , sin duda. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  50. Muchas gracias por pasar por mi blog y por tus cariñosas palabras, me ha encantado tu invitación y tu blog es precioso, estoy deacuerdo con todo lo que he leído, es cierto que se nos incita a consumir comida basura y lo mas fácil es darles ese euro y no hacerles un bocadillo.
    Mis hijos siempre han llevado su bocata, y hacen deporte durante la semana, es desde pequeños cuando debemos enseñarlos a comer bien, un día se puede hacer una excepción pero el resto ha comer sano.
    Me alegro un montón de conocerte y ya estamos conectadas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola maria francisca, gracias a ti por la visita y por tu amable comentario. La responsabilidad es de los padres, una vida sana, una alimentación sana y nutritiva y de mayores ellos ya tendrán tiempo de decidir como y cuando comer otras cosas. Estaremos en contacto. Besos.

      Eliminar
  51. Es muy importante por eso inculcar hábitos de practicar un deporte además de comer bien. Me parece increíble conocer a montones de señoras,y no creas que jóvenes sino mayores de entre 40-70 años que no cocinan , que nunca lo hicieron y criaron a sus hijos a base de comida precocinada . Todos los extremos son malos: el hambre y la exposición de la comida basura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seoane Melliz, gracias por tu visita y tu comentario. Es cuestión de responsabilidad, educar también en nutrición y fomentar una actividad deportiva también son obligaciones de los padres. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  52. El hecho de que el gordo de la clase ya no se sienta solo es un consuelo muy triste y preocupante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macondo, gracias por la visita y el comentario. La tasa de obesidad infantil en Europa es algo que va creciendo cada año y hay que ponerle freno. Estamos en contacto. Saludos.

      Eliminar
  53. Esto ya es alarmante, aquí en México ya estamos lidereando los primeros lugares de obesidad. Y es que la verdad lo que nos falta es cultura en la alimentación y en el deporte.
    Es muy buen tema el que expones!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bam, gracias por tu visita y tu comentario. No es sólo un problema de un país en concreto, es algo preocupante para muchos países por no cuidar la alimentación y por la falta de motivación para hacer ejercicio. Seguimos en contacto. Besos.

      Eliminar
  54. Hola Marta gracias por la visita me ha encantado venir a conocer tu blog , un post muy interesante hoy en dia todo incita a comer comida basura por suerte mi hijo lo hace en contadas ocasiones , aqui no hay lugares donde hacerlo y desde pequeño lo he acostumbrado a comer de todo aunque unas cosas le gusten mas que otras , como por suerte come en casa cada dia su alimentacion es variada.
    Los dulces que se comen en casa los hago yo ,aunque tienen calorias son mas sanos que los que se compran .
    En las ciudades es muy comodo darles dinero para que coman fuera de casa asi como hay muchos padres que no se preocupan de lo que comen sus hijos .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nenalinda, bienvenida al blog, gracias por tu visita y tu amable comentario. La comodidad de los padres hace a que consuman cada vez más bollería industrial y menos fruta y bocadillos. Por no hablar de los fines de semana en los establecimientos de comida rápida, lleno de adolescentes. Hay que educarles en la alimentación, en la necesidad de hacer ejercicio y además, dar ejemplo. Me alegra que estemos en contacto. Bicos.

      Eliminar
  55. Hola Marta,
    Complacida por tu visita, vengo a conocer el blog y me llevo una agradabilísima sensación. Me ha gustado mucho cómo enfocas cuestiones y aspectos de las mismas, con objetividad, rigor y sensatez.
    Con respecto a este tema, señalar que es importante la educación preventiva y correctiva de carácter precoz. Cuando el problema se trata en época temprana y no se ha enquistado, entonces, resulta más fácil aplicar medidas. Por no hablar de otros problemas asociados con la obesidad, porque los transtornos alimentarios pueden ser de diversa índole. Un sobrepeso importante en la niñez, pueden convertir a los adolescentes en obesos y a su vez cronificar su proceso en etapa adulta, pero también derivar hacia la bulimia o la anorexia.
    Un placer leerte.
    Besos

    ResponderEliminar